Skip to main content

OPINIÓN | CAPITAL HUMANO

Las 7 Claves para Escapar del Victimismo y la Mediocridad

By Jordi Alemany
La conformidad nos impide cuestionar el statu quo, desafiar las normas establecidas e imaginar un mundo mejor
 |  GERENCIA

Para muchos de nosotros, debido a la educación recibida, resulta fácil caer en la trampa de creer que somos marionetas en manos de un destino caprichoso, condenados a navegar por las aguas turbulentas de la vida sin un timón propio

 

*Por Jordi Alemany

Cada día más personas se enfrentan a un dilema fundamental: ¿Soy un mero actor secundario en una obra escrita por un equipo de guionistas que me odian, o tengo el poder de convertirme en el guionista, director y protagonista de mi propia historia?

Esta pregunta, aparentemente sencilla, origina una abrumadora cantidad de cuestionamientos internos y nos pone en una difícil tesitura, la de elegir entre tomar las riendas de nuestras vidas, o dejar que sean otros los que decidan nuestro futuro; los que manejen los hilos de nuestra felicidad.

Para muchos de nosotros, debido a la educación recibida, resulta fácil caer en la trampa de creer que somos marionetas en manos de un destino caprichoso, condenados a navegar por las aguas turbulentas de la vida sin un timón propio.

Por eso, en este número de "In 7 Minutes" he considerado oportuno abrir este delicado melón. ¿Somos meros espectadores en el drama de la existencia o podemos ser los protagonistas de nuestra propia historia?

Vamos a descubrirlo en los próximos 7 minutos de lectura.

¿Víctimas o Protagonistas?

El camino hacia el autodescubrimiento y el empoderamiento comienza con el reconocimiento de nuestra propia agencia, nuestra capacidad innata para influir en el curso de nuestras vidas.

El primer paso hacia la emancipación de la mentalidad victimista es reconocer nuestra capacidad inherente para ser los protagonistas de nuestra propia narrativa.

Transformar nuestra percepción de víctima a protagonista requiere un acto de redefinición interna, un cambio de paradigma que nos invite a adoptar una perspectiva más empoderada sobre nuestras vidas.

Porque, es cierto que hay circunstancias que nos pueden condenar. Que, incluso, pueden resultar imposibles de superar, como una discapacidad severa, pero también es cierto que es en la adversidad donde se forja el carácter y se descubre la verdadera esencia del ser humano. Cada desafío, cada contratiempo, es una oportunidad para reflexionar, aprender y evolucionar.

Es en la oscuridad donde encontramos la luz que nos guía hacia la realización de nuestro potencial más elevado.

Al final del día, la elección entre ser víctima o protagonista de nuestra vida reside en nuestras manos. Podemos seguir aferrándonos a los discursos victimistas, que fomentan la impotencia y la resignación, o podemos atrevernos a escribir una nueva historia, una en la que somos los dueños de nuestro propio destino.

La decisión es nuestra, y con ella viene el poder de transformar nuestras vidas y el mundo que nos rodea.

Del Pesimismo al Poder Personal.

No estoy diciendo que las circunstancias no puedan resultar un lastre excesivamente pesado para algunos. A lo que me estoy refiriendo es a que, independientemente de en qué circunstancias hayas nacido, puedes elegir desarrollar una mentalidad de abundancia y crecimiento, o una de escasez y conformidad. La mentalidad es lo único que depende de nosotros mismos.

Es hora de dejar de ser espectadores y convertirnos en los guionistas de nuestra propia historia.

Cada uno de nosotros es responsable de descubrir su motivación, de encontrar su felicidad y de alcanzar su realización personal, independientemente de las circunstancias en las que haya nacido. Para ello debemos tomar las riendas de nuestras vidas.

La Conformidad es Nuestro Mayor Enemigo.

La conformidad es tu mayor enemigo. Nos han enseñado desde muy jóvenes a adaptarnos a las normas establecidas, a seguir el camino trazado por otros y a conformarnos con lo que la sociedad considera aceptable. Nos han inculcado el miedo al rechazo, a la crítica y a la diferencia. Pero, ¿a qué precio?

La conformidad nos sumerge en una vida de mediocridad, donde renunciamos a nuestras aspiraciones más profundas en aras de encajar en un molde prefabricado.

La conformidad nos hace cómplices de un sistema que perpetúa la mediocridad y el conformismo. Nos convierte en esclavos de nuestras propias limitaciones, en lugar de ser dueños de nuestro destino.

La conformidad nos roba la oportunidad de explorar nuestro verdadero potencial. Nos conformamos con una vida mediocre, marcada por la rutina y la monotonía, en lugar de atrevernos a perseguir nuestros sueños con valentía y determinación.

La conformidad nos impide cuestionar el statu quo, desafiar las normas establecidas e imaginar un mundo mejor. Nos conformamos con la realidad tal como es, en lugar de atrevernos a imaginarla como podría ser. Nos resignamos a aceptar las limitaciones impuestas, en lugar de desafiarlas y superarlas.

Nos quejamos de tener que aguantar a jefes tiranos, de trabajar para empresas que sólo piensan en ganar cada vez más dinero, pero ¿Qué hacemos nosotros cada día para cambiar esa situación, para salir de ese infierno en el que decimos vivir?

Podemos atrevernos a desafiar las normas establecidas o subyugarnos a lo que las circunstancias, y los que nos rodean, nos digan cómo debe ser nuestra vida. Es nuestra elección optar por una u otra alternativa.

LAS 7 CLAVES PARA LIDERAR TU VIDA.

Si no queremos depender de que otros nos guíen, podemos desarrollar nuestro autoliderazgo.

Clave #1 Enfócate en lo que Puedes Controlar... e Influenciar: Para desarrollar tu autoliderazgo la primera clave es dejar de malgastar tu tiempo y energía lamentándote por lo que no tienes, por todo lo malo que te ocurre. Enfócate en las cosas que puedes controlar, y en aquellas que, quizás no puedes controlar, pero puedes influenciar positivamente, que son muchas.

Clave #2 Asume tu Responsabilidad Individual: Es fácil culpar a otros por nuestras desgracias y fracasos, pero la verdad incómoda es que somos los primeros responsables de nuestra propia vida. Asumir esta responsabilidad es el primer paso hacia la verdadera libertad y el verdadero poder.

Clave #3 Huye de la Mediocridad: La conformidad es la esencia de la mediocridad, y ésta es el mayor enemigo del autoliderazgo. Conformarse con una vida mediocre es renunciar a explorar y explotar nuestro talento potencial. Identifica tu Capital de Carrera, tus fortalezas, eso que haces mejor que la mayoría de los que te rodean. A partir de ahí, persigue la excelencia en todo lo que hagas.

Clave #4 Construye tu Propio Camino: El autoliderazgo implica adquirir conciencia acerca de nuestras fortalezas, valores y prioridades, y una vez los tenemos claros, debemos trazar un plan que nos permita catapultarnos al destino deseado. Define una hoja de ruta y sé disciplinado a la hora de ejecutarla.

Clave #5 Adopta la Mentalidad del Eterno Aprendiz: Los planes nunca salen como uno espera, pero quejarnos por ello no nos acerca a nuestros objetivos, sino todo lo contrario. Aquellos capaces de autoliderarse se toman la vida como un proceso de aprendizaje continuo. Si tropiezas, te levantas, reflexionas, aprendes la lección... y vuelves a la carga.

Clave #6 Desarrolla tu Inteligencia Emocional: Para sustentar los 5 puntos anteriores necesitas desarrollar tu inteligencia emocional, sin ella no podemos hablar de autoliderazgo. Es fundamental que aprendas a identificar y autorregular tus emociones, a conocer tu motivación interior y a desarrollar la empatía que te permitirán construir relaciones positivas con los demás.

Clave #7 Practica el Pensamiento Crítico: El pensamiento crítico te permite analizar, evaluar y cuestionar la realidad en la que vives, identificando y minimizando tus sesgos, aprendiendo a considerar diferentes perspectivas, e incluso a pedir ayuda a terceros cuando te encuentres perdido.

Esta lista está compuesta por un mix de recomendaciones de diferentes doctrinas y filosofías de vida que, combinadas entre sí resultan extremadamente útiles para desarrollar la capacidad de liderar nuestra propia vida.

REFLEXIONES

Todos nos vemos, de vez en cuando, tentados a caer en la trampa del victimismo y la conformidad, pero debemos resistir la tentación y mantenernos firmes en nuestra determinación de ser los protagonistas de nuestras vidas.

Deja de quejarte de la falta de líderes que padece el mundo y conviértete en el líder de tu propia vida.

La próxima vez que te pienses que el mundo ha trazado un plan contra ti, recuerda esta pregunta: ¿Quiero ser víctima o protagonista? La respuesta está en tus manos, y con ella el poder de transformar tu vida y el mundo que te rodea.

*Por Jordi Alemanyumanizador de Negocios | Forbes Best Content Creator 2023 | Forbes Best Business Influencer 2022


Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Business News Costa Rica. 


 


Jordi Alemany